fbpx

Usando las direcciones cardinales en tus rituales.

Las direcciones cardinales, Norte, Sur, Este y Oeste, no solo nos ayudan a ubicarnos. Cada dirección tiene un significado propio y corresponde a uno de los cuatro elementos. Hay formas simples y complejas de usar las direcciones cardinales en los rituales.

Existen una gran variedad de culturas que honran las direcciones cardinales. En este artículo los presentamos desde una perspectiva pagana y wiccana. Los nativos americanos a menudo usan las cuatro direcciones en la rueda de la medicina. Ninguno de los dos es incorrecto o correcto, solo diferente y para diferentes propósitos.

Seguí leyendo para conocer los significados y tres formas de comenzar a usar las direcciones cardinales en tus prácticas mágicas.

CONEXIÓN A LOS CUATRO ELEMENTOS

Cada dirección corresponde a uno de los cuatro elementos; comprender estas conexiones puede ayudarte a comprender mejor la energía de cada dirección.

Norte corresponde al fuego,
Este corresponde al aire,
Sur corresponde a la tierra,
Oeste corresponde al agua.

Si estas correspondencias no te parecen adecuadas, ¡está bien! Por ejemplo, si vivís en el hemisferio norte, podés encontrar que las correspondencias están fuera de lugar. Reasigná los elementos de una manera que te parezca natural o que esté mejor alineada con tu trasfondo cultura. Sino, podés cambiar el elemento del norte y sur respectivamente (norte/tierra, sur/fuego).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *